La apariencia de los poros dilatados ha sido motivo de preocupación de muchas y el foco de atención de decenas de marcas prometiendo cerrarlos o hasta eliminarlos ¡Y nada más alejado de la realidad! 😳

Los poros de nuestra piel no son una puerta que se cierra y abre. Lo que sí podemos hacer es dejar de creer en estos mitos y descubrir cómo cuidar nuestro cutis con rutinas especiales para pieles con poros muy notables.

En este post desvelaremos todos los secretos que giran en torno a este tema y te contaremos qué pasos debes seguir para lucir una piel luminosa, saludable y dejar de preocuparte de una vez por todas ¡Acompáñanos!

¿Qué son los Poros y cuál es su Función?

En primer lugar aclaremos lo más importante, ¿qué son exactamente los poros? Se trata de pequeños orificios de folículos pilosos y cada uno cuenta con una glándula sebácea responsable de la producción de grasa, una sustancia necesaria para dar un aspecto hidratado y saludable a la piel.

Es necesario que sepas que el sudor no se expulsa a través de estos poros, al contrario de lo que algunas personas suelen creer. Este tipo de secreción es liberada por las glándulas sudoríparas, que son otros de los muchos orificios de la piel.

Ahora bien, ¿qué tan importantes son los poros? La respuesta es que son fundamentales. Representan el punto de salida del vello, la grasa y el sudor, al mismo tiempo que permiten a las células muertas llegar a la superficie.

Tomando esto en cuenta, queda claro que no se pueden cerrar (como prometen algunos productos «mágicos»). De hecho, tras esta aclaratoria, no creo que quieras eso. Eso sí, si lo que te incomoda es su apariencia o que suele generar espinillas en tu rostro, tiene solución y te la contamos más abajo.

5 Cosas que Debes Saber de los Poros Dilatados

Para que puedas empezar a despejar tus dudas, te contaremos 5 cosas importantes acerca de los poros dilatados:

  • El daño producido por la exposición al sol sin protección genera, con el tiempo, que el poro sea más notable. Esto se debe a que se produce una pérdida de las fibras de colágeno y elastina ¿el resultado? La piel se vuelve menos elástica.
  • El tamaño de tus poros puede notarse más dependiendo de tu genética, edad e incluso intervienen ciertos factores hormonales (especialmente por la acción de la testosterona).
  • Los poros podrían ser más visibles a medida que nuestra piel acumule más secreción sebácea. Por lo tanto, la solución más efectiva siempre será limpiar y exfoliar.
  • Cuidado con los productos oclusivos (que forman una película o film protector sobre la piel e impide que ésta pierda agua por evaporación) como el aceite de coco. Éstos tapan el poro y da lugar a que se llene más de secreción sebácea, por lo que si necesitas usarlos porque, por ejemplo, tienes piel seca, asesórate con tu dermatólogo.
  • La aparición de puntos negros es muy frecuente en pieles con poros dilatados. Sin embargo, debes saber que dichos puntos no son suciedad, sino que son el producto de la oxidación del contenido sebáceo (grasas, lípidos y queratina) que el poro elimina.

poros abiertos en el rostro

¿Generan problemas para la salud?

No, definitivamente tener los poros dilatados no genera problemas de salud. De hecho, como te mencionamos antes, son necesarios para el sebo y el sudor pueda subir a la superficie, manteniendo un sano equilibrio.

A pesar de ello, sabemos que cuando se dilatan pueden volverse bastante notables, por lo que algunas personas podrían considerarlo un problema cosmético. Ante esta incomodidad, es normal que busquen mejorar su apariencia.

Causas de los Poros Dilatados

Acerca de las causas que generan la dilatación de los poros hay dos bien conocidas que te explicamos a continuación (además influyen ciertos factores que también te contamos):

  1. Pérdida de elasticidad: Con los años nuestra piel va perdiendo su nivel de elasticidad, por lo que los poros empiezan a deformarse, volverse más ovalados y, por lo tanto, lucen más visibles. Para que puedas hacerte una idea, los poros se vuelven cada vez más notables a partir de los 30 a 40 años, especialmente en el área interna de las mejillas.
  2.  Hipersecreción de sebo: Consiste en un aumento de la producción de sebo en la piel. De hecho, se considera el factor principal y la razón por la que la piel grasa se relaciona con poros dilatados localizados. Afecta especialmente la zona T. Asimismo, los factores que aumentan la secreción de sebo también incrementan la visibilidad de los poros (por ejemplo, debido a los altos niveles de progesterona tras la ovulación).

El resto de factores que podrían influir en la visibilidad de los poros son la presencia de acné, la genética (si tus padres tenían poros dilatados, es probable que tú también los tengas) y el tono de piel (los poros abiertos son más visibles en tonos de piel medios u oscuros).

¿En qué áreas son más frecuentes los poros abiertos?

Es muy común que se hagan visibles en la nariz, mejillas, mentón o cualquier área que sea especialmente seborreica como el tórax o la zona dorsal.

poros abiertos tratamiento

¿Cómo debe ser la Limpieza si Tienes Poros Abiertos?

Sí, tal como te hemos contado a lo largo de este post, es imposible cerrar los poros abiertos de la piel, por lo que lo único que podemos hacer es mantenerlos limpios.

Pero esto no debe ser motivo de desilusión, pues lo que sí es posible es tener una piel bonita con poros aparentemente menos visibles y en este apartado te contamos cómo hacerlo:

Lo primero y más importante es realizar una limpieza facial con exfoliación, pues ésta favorece la renovación cutánea, haciendo que la piel luzca más luminosa. Al mismo tiempo ayuda a limpiar el poro.

También es recomendable usar mascarillas faciales para nuestra rutina de belleza, pues el efecto de «taponamiento» que producen en la dermis favorece la absorción de los principios activos.

Igualmente, los expertos aconsejan aplicar un tónico facial unas 2 veces al día y una crema hidratante adecuada para tu tipo de piel todos los días.

Hasta aquí nuestro post acerca de los poros dilatados. Cuéntanos, ¿te has quedado con alguna duda? Si tú también has tenido poros dilatados, ¿te animas a contarnos tu experiencia? ¡Te leemos en los comentarios!