5 Consejos indispensables para cuidar tu piel con el uso de la mascarilla 

Ya conocemos la importancia de las mascarillas higiénicas para nuestra salud, así que ahora es momento de descubrir cuál es el impacto que éstas tienen en nuestro cutis.

Sabemos que llevarlas puestas durante largas horas se ha vuelto parte de la rutina y también que esto suele generar ciertos problemas en la piel ¡Pero dile adiós a las preocupaciones!

En nuestro artículo te diremos cuál es la rutina de cuidado facial recomendada por dermatólogos. Además, te comentamos todo lo que, de acuerdo a nuestros expertos, debes tener en consideración para el uso de este elemento tan imprescindible.
¡No pierdas detalle!

Efectos de las Mascarillas FFP2, N95 y similares en la piel

Utilizar este tipo de mascarillas durante largos períodos de tiempo (como en el caso del personal sanitario) suele dejar marcas e irritaciones por rozamiento. Incluso, en algunas personas pueden ocasionar úlceras por presión ante el uso continuado.

Esto sucede debido a que, para funcionar eficazmente, los equipos de protección personal están basados en dos factores clave:

  1. Llevan un excelente ajuste a nuestro rostro en sus tiras y la pieza metálica nasal, esto con el objetivo de impedir el paso de partículas entre la piel y mascarilla.
  2. El sistema de filtrado que integra limita el movimiento de partículas a través de las mascarillas.

Como resultado, nuestra piel se mantiene sometida al vapor de la respiración y la presión durante las horas que llevemos puesto este elemento.

piel irritable mascarilla

Efectos de las Mascarillas de Algodón o Quirúrgicas

A diferencia de las anteriores, las mascarillas quirúrgicas o las de algodón no generan tanta molestia y no ejercen demasiada presión. Esto se debe a que su ajuste no es tan perfecto.

A pesar de ello, puede presentarse dermatitis o irritación debido al roce continuo o como consecuencia de la retención de humedad. Incluso, aquellas personas con piel rosácea, acneica, con dermatitis seborreica o atópica deben tener mayor cuidado. En estos casos pueden experimentar un brote en la zona que cubre la mascarilla.

¿Qué hacer si la Mascarilla se Humedece?

Debido a su material, las mascarillas de algodón o quirúrgicas tienden a humedecerse tras llevarla puestas durante muchas horas. Igualmente, esto puede generarse al hablar mucho a través de ellas o durante alguna rutina deportiva.

Ante esos casos, lava tus manos muy bien, quítate la mascarilla y ponte una seca. Recordemos que al humedecerse no cumplirá con su función y, por si fuera poco, generará más daños a la piel.

Esto último se debe a que, en condiciones de alta humedad y temperatura generadas de forma local por nuestra respiración, puede perjudicar seriamente la salud del cutis.

Por otro lado, opta siempre por lavar tu mascarilla o cambiarla (si ésta es de algodón) al final del día. De esta manera, tu piel no estará en contacto con bacterias o residuos y se minimizarán los riesgos de reacciones alérgicas.

Productos que Protegerán tu Cutis ante el uso de la Mascarilla

A continuación, te comentaremos cuáles son los básicos que debes añadir a tu rutina de cuidados:

  • Limpiador facial suave que no deje tu piel tirante Sérum reparador o hidratante
  • Crema barrera al menos media hora antes de colocarte una mascarilla FFP2
  • Crema hidratante ligera adaptada a tu tipo de piel

efectos secundarios mascarilla piel

5 Cambios Claves para nuestra Rutina de Cuidado Facial

1. Haz un par de ajustes a tu rutina de piel: Recuerda que en estos días nuestro rostro requiere un poco más de cariño. Por ello, evita las exfoliaciones agresivas o cremas espesas, pues suelen congestionar más los poros.

Como sustitución optemos por los tónicos hidratantes, un serúm ligero, aloe vera, ácido hialurónico y la niamicida. Estos serán los mejores aliados de tu nueva rutina de skin care.

Tip importante: Espera siempre 5 minutos antes de colocarte la mascarilla para permitir que tu piel absorba bien los componentes.

2. Limita el uso de maquillaje: Lo ideal sería evitar maquillarnos, pero en caso de que lo requieras, opta por aplicar fórmulas más ligeras. Además, asegúrate de retirar ligeramente la capa superior para no manchar la mascarilla.

Igualmente, para hidratar nuestros labios recomendamos un bálsamo labial mate que no termine impregnando nuestro equipo de protección personal.

Otra opción muy recomendada es dedicar especial atención a los ojos, pues es el mejor momento para llevar al máximo nuestra creatividad. Potenciemos nuestras pestañas, arreglemos nuestras cejas o juguemos con delineadores de colores.

3. Incluye más cuidados en tu limpieza facial: Limpiar nuestro rostro siempre ha sido elemental, pero ahora que llevamos mascarillas esto se vuelve aún más importante ¿La razón? Se produce más sudoración y humedad en la zona.

Por lo tanto, al quitártela no solo deberás lavarte las manos sino también el rostro. Para ello utiliza un limpiador suave o agua micelar.

Recuerda que el ambiente húmedo que se crea al usar la mascarilla, incrementa la producción de sebo. Como consecuencia, aumentan las probabilidades de presentar acné.

4. Cambia tu mascarilla con frecuencia: Limpiar tu piel es esencial, pero ¿Qué hay de nuestra mascarilla? Mantenerla higiénica te garantizará que no someterás tu piel a la suciedad, residuos y grasa que se almacenan tras usarla.

La recomendación es lavarla con agua caliente y usar un detergente sin perfume o cambiarla al menos dos veces al día.

5. No te olvides del protector solar: El usar mascarilla no implica que la radiación solar no pueda afectarte. Por lo tanto, aplicarlo antes de salir de casa continúa siendo muy importante, incluso en la zona cubierta.

Además, recuerda que, tras el confinamiento y la falta de sol, nuestra piel se ha vuelto más sensible. Esto genera un riesgo mayor de sufrir quemaduras en nuestro cutis.

piel sensible mascarilla

Recomendaciones si tu Piel ya presenta Daños por llevar Mascarilla

Ya te hemos comentado cuáles son los cuidados que debes aportar a tu piel para prevenir las irritaciones, rojeces o inflamaciones en el cutis.

Sin embargo ¿qué debemos hacer cuando los problemas ya están presentes? Ahora mismo respondemos esta pregunta.

En primer lugar, en caso de inflamaciones en la zona, da un masaje delicado bajo la ducha, de forma localizada y, si es necesario, utiliza agua fría. Esto hará que se reduzca el flujo sanguíneo en el área afectada y, por consiguiente, la hinchazón.

Si se trata de una herida abierta es necesario un proceso de desinfección. Para ello puedes utilizar betadine o clorehidina, además de cremas reparadoras o apósitos hidrocoloides.

Para tratar las irritaciones tendremos que lavar el área afectada con un jabón suave o agua micelar. Incluso, podríamos utilizar (bajo prescripción) cremas con corticoides.

Si presentamos acné o casos similares, es fundamental llevar nuestra rutina de tratamientos y cuidados de forma estricta.

También te aconsejamos que te realices algún tratamiento de limpieza facial ya que de este modo los poros de tu piel dejarán de estar obstruídos y obtendrán un extra de oxígeno.

Finalmente, recuerda que nuestro dermatólogo será quien nos dará las mejores recomendaciones según cada situación. Por lo tanto, su consejo siempre será fundamenta

Esperamos que nuestros consejos y recomendaciones hayan sido de gran ayuda para ti. Sigamos luciendo radiantes, cuidando siempre de nuestra salud y bienestar

Si tienes alguna duda, o necesitas que te aclaremos algo, puedes dejarnos un mensaje más abajo y lo antes posible te responderemos. ¡Gracias por leernos!