El chocolate es capaz de brindarle incontables beneficios a nuestro organismo, pues no sólo se trata de un postre delicioso, sino que además oculta en su interior algo más que un buen sabor.

Y es que un poco de chocolate puede ser más que suficiente para levantarnos el ánimo en un mal día, también será el complemento perfecto para nuestras rutinas de belleza, se considera un poderoso antioxidante y hasta ayuda a tener un vientre plano

¿Quieres descubrir cómo aprovechar todas sus propiedades? ¡Te lo contamos a continuación!

El chocolate: Un postre tan saludable como delicioso

Está científicamente comprobado que el chocolate es un potente antidepresivo capaz de estimular la producción de serotonina (neurotransmisor de la felicidad y bienestar) en nuestro organismo. Por lo tanto, el estrés se reduce notablemente, evitando a su vez la temida ansiedad y mejorando nuestro estado de ánimo.

Por otro lado, es un poderoso escudo que actúa efectivamente contra el envejecimiento y los radicales libres. También presenta otros componentes importantes, tales como el hierro, magnesio y potasio que favorecen el rendimiento cerebral y el flujo sanguíneo.

No obstante, es necesario considerar que para aprovechar correctamente sus propiedades, el chocolate debe tener una concentración de 70% de cacao puro aproximadamente, pues así sus componentes serán lo suficientemente eficaces.

Además, lo que podría considerarse una prohibición en la alimentación ha llegado para convertirse en el aliado perfecto para mantener una barriga plana, y sí, estamos hablando del chocolate.

Esto se debe fundamentalmente a que el cacao contiene polifenoles, que es un tipo de antioxidante que puede encontrarse también en las frutas y que contribuye a la disminución del colesterol.

Pero hasta hace poco no se había comprobado que consumir cacao de forma moderada era capaz de contribuir a la ansiada meta de adelgazar. Al respecto, fue realizado un estudio en la Universidad de San Diego, en California, en el cual se explica de manera detallada la capacidad de esta fruta para activar el metabolismo.

Dicha investigación se fundamenta en que el cacao contiene capsaicina y magnesio, que son dos compuestos esenciales para activar el metabolismo, el cual se considera un poderoso quemador de grasas al generar la energía suficiente para ello.

Sin embargo, es sumamente importante que se fijes en la variedad que consumes, puesto que una gran cantidad de personas optan por el chocolate con una alta concentración de azúcares y aditivos, por lo que no se ingiere el 70% de cacao requerido. Por ende, el aporte calórico aumenta de manera importante y no contribuye en lo absoluto a la pérdida de peso.

Es por ello que resulta fundamental elegir aquellos chocolates con un porcentajes de cacao superior al 70%, debido a que éstos contienen menor cantidad de grasas y permiten aprovechar al máximo sus propiedades, por lo que podrás disfrutar de este postre sin un exceso de calorías.

Pero además, hay que recordar que el componente psicológico juega un papel importantísimo durante las dietas, especialmente en las restrictivas, y en este aspecto el chocolate también resulta una opción perfecta. Puesto que así podremos evitar esos atracones que arruinarán nuestros planes alimenticios.

En este sentido, la alternativa ideal será ingerir al menos dos onzas de chocolate en nuestras dietas, pues así tomaremos precauciones para evitar que nos desviemos del plan más de lo necesario.

Recordemos que el extremismo nunca es bueno, y menos si nos referimos a un tema tan delicado como nuestra alimentación. Así que no olvides que, aunque el chocolate puede ayudarte a perder peso, no se trata de ingerir media tableta por día.

Por lo tanto, los nutricionistas sugieren un consumo de 15 a 20 gramos, lo que a su vez equivale a 1 o 2 onzas. Asímismo, debes fijarte que la concentración de cacao sea la más alta posible e ingerirlas durante las primeras horas del día.

adelgazar con chocolate

Sin embargo, para que el chocolate pueda satisfacer tus requerimientos, es fundamental que mantengas un estilo de vida saludable, pues el cacao acompañado con ejercicio te ayudará a disminuir de manera importante el índice de masa corporal.

Lo más recomendable es incluirlo en tu desayuno, pues de esta manera podrás iniciar tu día llena de energía, por lo que tu cuerpo estará activo para los entrenamientos diarios.

Cabe mencionar también, que según un estudio realizado en la Universidad de Tel Aviv, ingerir dulces, incluyendo el chocolate, en un desayuno equilibrado con unas 600 calorías, acompañado de hidratos de carbono y proteínas, puede contribuir a la pérdida de peso.

Esto se debe a que durante las primeras horas del día nuestro metabolismo corporal se encuentra más activo, por lo que el organismo es capaz de procesar más calorías en comparación con el resto del día.

Gracias a ello, aunque estemos en dieta para perder peso, tenemos la posibilidad de ingerirlos en este preciado momento del día, y así podremos evitar los antojos dulces a mitad del día.

Además, es importante comprender que dichos antojos son completamente normales, pues son una respuesta de nuestro organismo ante la falta de dulces. Por lo tanto, abandonar su consumo para intentar perder peso, incrementa notablemente la ansiedad incluso en aquellas personas que, por lo general, no son amantes de los dulces.

Por otra parte, el cacao contiene también teobromina, que es un alcaloide similar a la cafeína, aunque un poco más suave. Así que con dicha sustancia se obtiene una acción más prolongada que con la cafeína, pero con un efecto estimulante inferior.

Sin embargo, dicho efecto es el ideal para relajar los vasos sanguíneos y los músculos lisos encargados de facilitar la digestión y el movimiento intestinal. De esta forma, se reduce la inflamación del vientre.

También es importante que sepas que la treobomina, a pesar de ser un reductor con ciertas similitudes con la cafeína, produce una notable sensación de bienestar, no es adictiva y genera efectos más prolongados en el organismo.

Ahora ya sabes la buena noticia ¡No es necesario eliminar el chocolate de tu vida! Por el contrario, puedes incluirlo en tus desayunos sin remordimientos y obtener resultados fabulosos, siempre y cuando consumas únicamente la cantidad recomendada.