Aunque se piensa que se trata de un problema que solo afecta a los hombres, la verdad es que la alopecia femenina es más común de lo que creemos. Ésta puede desencadenarse por diferentes factores, desde el estrés hasta condiciones genéticas.

Para aclarar tus dudas, en el siguiente artículo te comentamos todo acerca de la alopecia en mujeres. Descubre enseguida cuáles son sus causas, tipos, sintomas y soluciones más efectivas.

¿Qué es la Alopecia Femenina y cuáles son sus Síntomas?

La alopecia femenina es una pérdida anormal del cabello que puede propiciar la calvicie y se origina en el cuero cabelludo. Sin embargo, también hay casos en los que se presenta en las cejas, barba, brazos y piernas.

Por lo general, los síntomas principales son el debilitamiento del cabello y la caída de más de 100 pelos al día.

alopecia en mujeres

¿Cuáles son los tipos de Alopecia de Mujer y sus Causas?

En primer lugar, debes saber que no todas las mujeres que presentan alopecia tienen un patrón exacto, pues dependiendo de cómo ocurre la pérdida de cabello puede tratarse de un tipo específico.

En esencia, suelen clasificarse en dos categorías básicas: Cicatriciales y no cicatriciales. La cicatriciales tiene su origen en enfermedades de la piel u otra infección cutánea. En éstas las raíces quedan destruidas, impidiendo el nacimiento de cabello.

Las alopecias no cicatriciales, por su parte, surgen a partir de una disfunción del folículo piloso. En éstas (a diferencia de la primera) en folículo permanece vivo, posibilitando así su recuperación.

Por ejemplo, entre los tipos no cicatriciales, la más frecuente suele ser la alopecia androgénica, cuyo patrón es casi igual para el sexo masculino y el femenino.

Sin embargo, en el caso de las mujeres, es más habitual que la pérdida de cabello sea más fuerte en el área superior.

Para profundizar más en el tema, a continuación, detallamos cuáles son las causas de la alopecia y los tipos no cicatriciales más comunes existen:

  • Alopecia androgénica

Tal como te comenté anteriormente, este tipo de alopecia es el más común en las mujeres, siendo causada por factores hormonales y genéticos. En estos casos la densidad capilar se pierde progresivamente, por lo que el cuero cabelludo es cada vez más notable y la línea media se torna más ancha.

  • Alopecia areata

Se trata de un tipo de alopecia no cicatricial que se distingue porque la pérdida de cabello se da solo en una o en varias zonas del cuero cabelludo. La ausencia de pelo en la mujer suele presentarse en forma de parches redondeados u ovales.

En este caso no se presentan síntomas y hace que el pelo se desprendan con mucha facilidad. Su desarrollo es impredecible pues, en ciertos casos, el cabello crece nuevamente al cabo de algunas semanas, pero en otros se pierde totalmente.

Pueden incidir factores como la hipersensibilidad producto de una tendencia familiar, el perfil genético, reacciones autoinmunes específicas de ciertos órganos o estrés emocional.

  • Efluvio telógeno

También conocida como alopecia difusa, tiene su origen en el momento en que un gran número de folículos pilosos inician una fase telógena de forma sincronizada. Esto normalmente genera un aclaramiento difuso del cabello.

Algunas de las causas son los traumatismos, posparto, estrés psiquiátrico grave, dietas de choque o fiebre muy alta. Por lo general, suele desaparecer una vez que se eliminan las causas que la desencadenaron. Por lo tanto, se trata de un tipo de caída de pelo en la mujer reversible que no arroja pronósticos graves.

  • Alopecia frontal fibrosante

Se trata de un tipo de alopecia cicatricial que tiene un origen autoinmune y se genera por factores hormonales. Aunque aún no se conocen las causas con exactitud, últimamente ha incidido con mayor impacto.

Es habitual que esta pérdida de cabello en la mujer se presente alrededor de los 50 años. Sin embargo, hay casos en los que se origina en personas de menor edad. La ausencia de pelo empieza a visualizarse en la frente, las patillas y hasta en las cejas.

alopecia mujeres

Soluciones y Tratamientos para la Alopecia Femenina

Actualmente, encontramos terapias muy efectivas que no solo son capaces de detener la alopecia en mujeres, sino que también mejoran la densidad capilar.

En primer lugar, si hablamos de los tratamientos para la alopecia androgénica (que es la más frecuente en el sexo femenino), éstos, por lo general tienen efecto mientras sea usados.

Por lo tanto, es necesario tener en cuenta que son soluciones que requieren atención frecuente. Sin embargo, hay opciones como el trasplante o injerto capilar que aumenta la densidad del pelo de forma más cómoda. De ello hablaremos más adelante.

Antes te explicaré cuáles son los más comunes:

  • Antiandrógenos: Se trata de fármacos que pueden ser utilizados vía tópica, oral o mediante microinyecciones en el cuero cabelludo de la mujer. Entre los tipos disponibles encontramos la finasterida, dutasterida, espironolactona y bicalutamida.

Sin embargo, para elegir y saber cuál es la más adecuada es necesario consultar con un especialista, pues depende de cada paciente y su grado de calvicie. Debes saber que en el caso de las microinyecciones se utiliza dutasteride debido a su mayor vida media.

  • Minoxidil: Consiste en un medicamento de uso tópico, aunque en los últimos años se ha introducido al mercado una presentación oral. A través de este puede aumentarse la densidad del cabello en las mujeres gracias a sus componentes.

Es importante tener en cuenta que su efecto puede empezar a presentarse en unos meses y veremos los resultados finales de nuestra lucha contra la alopecia femenina pasado 1 año aproximadamente.

  • Tratamientos alternativos: Algunas soluciones como el plasma rico en plaquetas, el láser de baja potencia o el microneedling presentan un perfil de efectividad algo inferior. No obstante, todo dependerá de tu condición, preferencias y los resultados que desees obtener.
  • Injerto capilar: Es una cirugía mínimamente invasiva realizada con anestesia local para asegurar la comodidad del paciente. Una de sus ventajas es que, a los pocos días, podemos seguir con nuestro ritmo de vida normal.

Sin embargo, para realizarse un implante capilar es necesario ser un buen candidato. Por ejemplo, está indicado para mujeres con pelo fino y notablemente escaso. También puede realizarse en personas que hayan sufrido una pérdida de cabello como producto de una lesión en el cuero cabelludo o alguna quemadura.

Básicamente el procedimiento se realiza trasladando cabellos (uno a uno) desde la zona de la nuca al área donde se presenta la alopecia. Para que conozcas todo acerca de este novedoso tratamiento, puedes visitar nuestra sección exclusiva sobre el injerto capilar en Sevilla.