Los errores en el cuidado del cabello son más comunes de lo que podríamos llegar a pensar. Estos pueden ir desde el uso de productos inadecuados hasta hábitos tan cotidianos como peinarnos de forma incorrecta.

El brillo, la suavidad, resistencia y flexibilidad son atributos que nuestro pelo puede estar perdiendo por pequeñas costumbres de las que, en muchos casos, no nos percatamos.

Es por esta razón que, a continuación, nos encargaremos de contarte a detalle cuáles son esos 14 errores frecuentes en el cuidado del cabello y cómo empezar hoy mismo a solucionarlos.

14 Errores en el Cuidado del Cabello

Descubre a continuación cuáles son los 14 errores en el cuidado del cabello que más daño pueden causar a tu melena y cuál es solución más adecuada a cada caso.

productos cuidado cabello

1. No usar con Cuidado tus Productos Capilares

Es uno de los más comunes cuando se trata de errores en el cuidado del cabello es utilizar demasiados productos a la vez pensando que así sus propiedades harán milagros en la melena.

Por ejemplo, usar en un mismo día, nuestro champú, acondicionador, mascarilla, sérum, aceite y cera de peinado es un grave error que pasará factura restándole vitalidad a nuestro pelo.

De forma más específica, con esto haremos que las células se solapen y, por lo tanto, cada hebra se apelmazará ¿El resultado? Un cabello opaco y sin vida.

Por lo tanto, nuestro consejo es que siempre utilices los mejores productos adaptados a tus requerimientos, pero intercambiando la aplicación en distintos días y usando cantidades moderadas.

2. No Elegir Correctamente tu Champú 

Ya sabemos lo importante que es elegir un producto adecuado para nuestras necesidades. Tomando esto en cuenta, recuerda que no todos los cabellos ameritan los mismos nutrientes y que hay fórmulas para cada uno.

Lo ideal es que, si tienes dudas acerca de cuál es la más indicada para ti, optes por consultar a un estilista profesional. Así podrás confiar en que tu champú te ofrecerá exactamente los resultados que deseas.

Otro de los consejos más frecuentes es alternar el champú al pasar unos meses.

La razón es que nuestro pelo se acostumbra a las propiedades que el producto ofrece y, con el tiempo, puede que no se noten los resultados de la misma forma.

Por ejemplo, puedes probar algo totalmente novedoso y natural con nuestra increíble receta de champú de cebolla. Sí, a nosotros también nos ha sorprendido la versatilidad y propiedades de este alimento.

Finalmente, debes conocer un par de detalles importantes acerca de los champús 2 en 1 (champú+acondicionador en una sola fórmula).

En primer lugar, estos pueden ser realmente convenientes para ahorrar tiempo y dinero (sobre todo si vamos de viaje).

Sin embargo, no olvides que esta doble función nunca podrá sustituir las propiedades que ofrecen este tipo de productos por separado. Conociendo esto podrás evitar otro de los errores en el cuidado del pelo.

lavar el pelo

2. Hacer que la Humedad se Acumule demasiado rato en tu Cabello

¿Cuántas veces nos asaltó la tentación de ir a dormir con el cabello mojado? Estoy segura de que a muchas de nosotras en algún momento nos ha pasado, ya sea por cansancio o simplemente porque no conocíamos los riesgos de este hábito.

Esta, muy seguramente, es una de las prácticas más nocivas para nuestra melena, ya que debilita las hebras y las rompe con mayor facilidad. Pero los problemas no acaban aquí.

También propicia la aparición de bacterias y hongos responsables de posibles irritaciones en el cuero cabelludo (sí, incluyendo la indeseable caspa).

Otra de las consecuencias es una seria alteración en el equilibrio de las glándulas sebáceas, lo que se traducirá en un pelo más graso.

Y, para poner la guinda al pastel, despertaremos al día siguiente con el cabello enmarañado y un montón de nudos que nos robarán valiosos minutos de nuestro tiempo.

3. No tener cuidado con la Mezcla de Tratamientos

El orden de aplicación de nuestros tratamientos capilares lo debemos tener bien claro. Esto debido a que si combinamos mascarillas, acondicionadores e hidratantes nos arriesgaremos a sufrir lesiones capilares.

errores al cuidar tu cabello

4. Abusar de los Peinados Apretados, Planchas, Secadores y Tenazas

Sabemos que en muchos eventos especiales queremos lucir un peinado de lujo, con un moño impecable y sin pelitos rebeldes.

Sin embargo, lo más recomendable es que evites al máximo este tipo de peinados que tensa nuestro cabello desde la raíz.

Si lo hacemos habitualmente nos arriesgamos a que las hebras se rompan, causando dolor y serios daños al cuero cabelludo.

Con respecto a las planchas, secadoras y tenazas, es de gran importancia no abusar con su uso.

Por ejemplo, el secador deberemos activarlo a temperatura media y, lo más recomendable es usarlo con un difusor para evitar un exceso de calor.

Posiblemente te lo hayan repetido un montón de veces, pero nunca olvides que planchar o rizar el pelo cuando está húmedo es de los peores errores en el cuidado del cabello que podemos cometer.

Este vapor directo y abrasivo lo que hará es abrir las cutículas, al mismo tiempo que deja las hebras débiles y quebradizas.

5. Ser Extremos a la Hora de lavar nuestro Cabello

En primer lugar, debes tener en cuenta que hacer aclarados bajo el agua por un tiempo excesivo nunca será favorable.

Se dice que para tener un pelo bien lavado debemos enjuagarlo a profundidad, y esto es muy cierto…pero a medias.

Si bien debemos quitar todo el exceso de producto, no hay que pasarnos. La razón es que la cal que contiene el agua suele resecar el cabello. Así que, recuerda: todo en su justa medida.

Evita pasar mucho tiempo bajo el agua para no arriesgarte a generar resequedad y, posiblemente, picor en el cuero cabelludo.

En segundo lugar, debemos tener en cuenta que tampoco debemos excedernos lavándonos el pelo a diario, pero, ¿cada cuánto es lo más recomendable?

Pues bastará con 2 veces por semana (o cada 3 días si tienes cabello graso).

6. Olvidarnos del Acondicionador

Es bastante común ver que hay personas que prefieren evitar el acondicionador por temor a tener un pelo más grasoso ¡Y esto es todo un mito!

Ten en cuenta que el acondicionador debe ser una de las prioridades en el cuidado de tu cabello, pues aporta la limpieza, el brillo y la hidratación que merece.

Lo único que deberás hacer es evitar tocar la raíz durante su aplicación, así que enfócate en distribuirlo de medios a puntas.

7. Desenredar el Cabello de modo incorrecto

¿Sabías que esta una de las formas más comunes de quebrar las hebras de nuestro cabello?

Pero tiene una solución simple. Es tan fácil como desenredar nuestro pelo comenzando por las puntas, pasando a medios y finalizando desde la raíz hacia abajo.

De hecho, nuestras peluquerías en Sevilla recomiendan el uso de un peine de dientes anchos y no excederse de las 20 pasadas.

Otro consejo útil es desenredarlo justo antes de entrar a la ducha y una vez que tengamos el pelo seco. Podemos utilizar un suavizante para facilitar la tarea y, al mismo tiempo, añadir una dosis de nutrición extra.

8. Usar químicos con demasiada frecuencia

Sabemos lo bien que nos hace sentir un cambio de look. Sin embargo, cada cabello tiene sus límites de tolerancia a la hora de aplicar múltiples tintes y decoloraciones.

No respetarlos se traducirá en una melena maltratada y sin vida. Por lo tanto, evita el uso de un químico tras otro y te aseguro que notarás cómo se mantendrá fuerte y radiante.

Recuerda que también puedes optar por teñir tu pelo con productos a base de extractos vegetales o colorantes profesionales libres de químicos. En el Centro Estética Mayte Garrido te asesoramos para elegir tu tinte y tono ideal.

sanear puntas del cabello

9. Evitar los Cortes de Cabello

Lo primero que debes tener en cuenta en este caso es que, si nos cortamos el cabello NO crecerá más fuerte. Este es uno de los mitos más comunes en torno a este tema, por lo que es necesario sacarlo totalmente del plano.

Ahora bien. Lo que sí lograremos cortando nuestro pelo periódicamente es sanear las puntas y los medios (o bien, la zona que optemos por cortar).

Esto, al mismo tiempo, hará que luzca más fuerte y con mayor volumen (lo que posiblemente habrá dado origen al mito anterior).

Lo más recomendable es hacer un recorte cada 3 meses para reparar las puntas.

10. No mantener Limpios los Cepillos

Es muy común notar cómo nuestro pelo se ensucia con mucha facilidad y «sin razón aparente».

Pues es bastante probable que uno de los motivos por lo que no se mantiene limpio mucho tiempo sea la suciedad que se aloja en el cepillo que usamos habitualmente.

Este objeto tiene el poder de transmitir la suciedad al cabello con una facilidad increíble. Por lo tanto, procura siempre mantenerlo limpio y reponer aquellos que se encuentren deteriorados.

11. Subestimar la Importancia de la Protección Solar

Algo que nunca debemos olvidar es que nuestro pelo está directamente expuesto a los fuertes rayos del sol. Por lo tanto, la fotoprotección capilar nunca deberá dejarse en segundo plano.

En este caso, el consejo de nuestros expertos del Centro Estética Mayte Garrido es emplear productos que contengan filtros solares.

lavar el pelo despues de la piscina

12. No Lavar el Pelo tras Nadar en la Playa o Piscina

Si tras un chapuzón en la playa o piscina no lavamos nuestro pelo estaremos aumentando el riesgo de resequedad.

Esto hará que se vuelva más poroso e incluso podría interferir en su tonalidad, generando una pérdida de color.

Por lo tanto, para contrarrestar estos efectos, asegúrate de enjuagar tu melena con abundante agua potable y buen champú hidratante.

Así eliminaremos todos los restos de sal, polvo y químicos que se hayan podido alojar en las hebras.

En caso de que la resequedad en tu melena sea extrema, siempre puedes aprovechar los beneficios de los remedios caseros para evitar un cabello seco.

13. Utilizar mal el Secador

Un dato que siempre te recomendamos tener en cuenta es que, al momento de usar el secador, deberás secar tu melena de forma delicada con la toalla.

Posteriormente, con la herramienta del difusor secarás tu pelo desde las raíces a las puntas. Esto hará que mantengas un ángulo más agudo.

Tal como te comentamos más arriba, lo idóneo es que al comienzo del secado establezcas una temperatura media. A medida que se va secando, lo más aconsejable sería ir disminuyéndola hasta terminar con aire frío.

14. Tocar nuestro Pelo en Exceso

En muchos casos, tocarnos el cabello en exceso puede llegar a convertirse en un tic muy complicado de evitar. No obstante, tomando en cuenta las consecuencias, definitivamente vale la pena intentarlo.

Este mal hábito hace que se incremente la cantidad de grasa que se aloja en el cuero cabelludo y las hebras, haciendo al mismo tiempo que se encrespe y atraiga la electricidad estática. Nada bueno para la salud de nuestro cabello.

evitar errores cuidado cabello

Consejos adicionales para una melena saludable y radiante

Para cuidar nuestro cabello no solo basta con usar los mejores productos capilares, pues existen algunos hábitos prácticos que definitivamente pueden marcar la diferencia.

Lo más aconsejable es siempre prestarle la atención que se merece a tiempo para prevenir daños posteriores.

Para que puedas empezar hoy mismo, te dejamos a continuación algunos consejos útiles que podrás poner en marcha al mismo tiempo que evitas los errores en el cuidado del cabello que mencionamos anteriormente:

– Procura usar agua fría para enjuagar: Una buena forma de darle brillo a tu melena es iniciando el lavado con agua tibia.

Esta se encargará de disolver y limpiar los productos capilares, al mismo tiempo que abrirá tus poros y cutículas. Por lo tanto, ayudará a absorber las propiedades del champú y acondicionador.

Finalmente se recomienda enjuagar con agua fría, pues actuará cerrando nuevamente las cutículas y poros. Igualmente, sellará la humedad que se encargará de mantener la melena brillante, sana y libre de frizz.

– Mantén una dieta sana: Son muchos los cambios que puede generar el tener una buena alimentación. En este caso, recuerda que nuestro pelo se nutre a partir de las vitaminas y minerales que aporta la comida.

Por esta razón, siempre se recomienda consumir menos azúcares simples, evitar los alimentos procesados y reducir la ingesta de sal.

En su lugar, enfócate en incrementar la cantidad de germinados, frutas y verduras en tus comidas.

– Peina tu melena antes de ir a la cama: Por muy extraño que pueda parecer, cepillar el pelo unos cuantos minutos antes de ir a dormir, puede generar un buen cambio.

Esto nos ayudará a exfoliar el cuero cabelludo, al mismo tiempo que estimulamos la circulación sanguínea y eliminamos los residuos de posibles productos cosméticos que hayamos usado.

Ahora que ya te hemos dado un completo repaso por todos los errores en el cuidado del cabello ¿Hay alguno que hayas estado cometiendo? o ¿Tienes algún otro en mente que debamos tener en cuenta?

Compártenos tu experiencia u opinión en la caja de comentarios y en caso de que desees una asesoría personalizada, no dudes en contactarnos. Estaremos atentos a cualquier pregunta. 😊