Dentro de poco tiempo comenzarán a bajar las temperaturas por lo que es muy importante tomar en cuenta algunos cuidados especiales para proteger nuestra piel.

Es por ello que en nuestro artículo de hoy te ofreceremos unos cuantos consejos para que puedas disfrutar de los días de frio pero sin dejar de lucir radiante.

Las bajas temperaturas pueden llegar a dañar nuestra piel con facilidad si no tomamos en cuenta ciertos hábitos de cuidado. Algunas de las consecuencias más habituales son la sequedad, el envejecimiento y la irritación.

Pero ¡No te preocupes! A continuación te contamos cómo podrás evitarlo con 8 consejos infalibles para proteger la piel de nuestro rostro del frío.

Efectos Negativos del Frío en la Piel

Las bajas temperaturas provocan que los vasos capilares se contraigan y disminuyan los niveles de irrigación sanguínea.

Como resultado, las células no reciben suficientes nutrientes ni oxígeno, por lo que la renovación celular se vuelve más lenta y complicada. Esto genera finalmente, una pérdida importante de luminosidad en nuestra piel.

Además, el frío también puede provocar una disminución de la secreción sebácea, por lo que la dermis presentará problemas de nutrición e hidratación. Es decir, se volverá más seca, sensible y tirante.

Al respecto, como consecuencia, pueden producirse rojeces, sabañones o pequeñas heridas en nuestra piel. Para evitarlo, pon en práctica los siguientes consejos que te ofrecemos a continuación.

8 Consejos para Proteger la Piel del Frío

alimentacion para cuidar la piel en invierno

1º.  Mantén una Buena Alimentación

Es interesante la gran cantidad de beneficios que podemos obtener a través de una buena alimentación, incluyendo entre ellos una piel radiante y saludable.

Justamente por esta razón, durante las temporadas de frío es importante prestar especial atención a nuestros hábitos alimenticios. Al respecto, será necesario incluir en nuestra dieta frutas y verduras para conservar una piel tersa y luminosa.

También debemos consumir alimentos ricos en vitaminas A y C, tales como frutos rojos, zanahorias y cítricos. En el caso del colágeno (que permite a nuestra piel lucir más joven), lo obtendremos del pepino, cebolla, queso, pescado, carne y leche de soja.

2º. No Descuides tu Rutina de Limpieza

El frío puede tener muchos efectos negativos si nuestra piel está extremadamente sensible, por lo que lo ideal es que, al ducharnos utilicemos jabones delicados (sin parabenos, químicos, etc).

En el caso de nuestro rostro, podremos utilizar un gel limpiador suave. Esta zona es especialmente importante pues suele ser la más expuesta durante los días fríos.

Por último, debido a que nuestra piel se torna más sensible en esta temporada del año, es importante limpiarla con delicadeza para evitar que se irrite.

3º. Protégete la Piel de tu Cara del Sol

El uso de protector solar es muy importante, aún cuando la atmósfera nublada reduzca la intensidad de los rayos del sol.

Así que, aunque no sientas calor, la radiación ultravioleta está presente y puede generar efectos negativos aunque no lo notemos al instante. Esto, generalmente lo comprobamos al ver nuestras mejillas enrojecidas luego de un frío intenso.

Cabe mencionar que, para los días de bajas temperaturas, es aconsejable utilizar un protector solar en crema. Esto se debe a que los de aerosol y gel suelen brindar una capa protectora muy ligera.

4º. Hidratación

Tras cada rutina de limpieza llega el momento de la hidratación. Para ello es necesario contar con una crema específica para nuestro tipo de piel. Pero esto no es todo, también debemos fijarnos en que el producto a utilizar contenga principios activos regeneradores y reparadores.

Adicionalmente, lo ideal es que además nos garantice una protección ante el sol. Podremos aplicarlo de 2 a 3 veces al día (o con la frecuencia que consideremos necesaria).

Para el rostro, además de nuestros productos de hidratación habituales, podemos optar por un maquillaje que también cumplan dicha función. Por ejemplo, una buena opción puede ser una bb cream o un protector solar con color.

El objetivo de éstos deberá ser combatir la sequedad e irritación de la piel durante el invierno. Además, su textura ligera te protegerá, pero al mismo tiempo te permitirá lucir un maquillaje impecable.

Nuestras manos también requieren de una hidratación especial, ya que generalmente, en esta zona pueden aparecer grietas al secarse o irritarse. La forma de evitarlo será utilizando una crema de manos con frecuencia.

Recuerda que hidratar la piel al anochecer es un hábito muy efectivo, pues su poder regenerativo aumenta durante este momento del día.

cuidar los labios en invierno

5º. Protege tus Labios y Contorno de Ojos

Como parte de la protección facial, también debemos fijarnos en hidratar y cuidar correctamente de nuestros labios y el contorno de los ojos. Para ello podemos aplicar complejos hidratantes para evitar que se resequen e irriten.

6º. Prohibidas las Altas Temperaturas

Durante el invierno es importante que la temperatura de calefacción del hogar no supere los 22 grados. Esto debido a que, en concentraciones de calor muy altas, la piel tiende a resecarse con mucha facilidad (y más después de un cambio brusco de temperatura)

El agua caliente genera el mismo efecto, por lo que lo ideal es bañarte con agua tibia y no exponerte a temperaturas muy altas en la ducha. Incluso, también es recomendable tomar solo una ducha al día y de corta duración.

7º. Utilizar una Vestimenta que Proteja y Cuide tu Piel:

Quizá te parezca algo extraño, pero utilizar la tela adecuada en nuestra vestimenta no solo nos protegerá de la sensación de frío, sino que también evitará que se irrite.

Al respecto, hay ciertos tipos de fibras que, al estar en contacto directo con la dermis durante el frío intenso, pueden causar rojeces. Tal es el caso de las prendas de lana.

En tal sentido, lo recomendable es utilizar ropa de algodón y de otras texturas suaves.

8º. Productos que Deberás Evitar:

No solo es importante prescindir de los jabones con químicos y parabenos durante el baño, sino que además, hay otro tipo de productos que debes evitar para proteger tu piel de los efectos negativos del frío.

En este caso, debemos evitar aquellos que contengan alcohol, colorantes, fragancias y otros químicos pueden hacer que nuestra dermis se vuelva más sensible ante las bajas temperaturas. Incluso, expertos recomiendan no aplicar el perfume directamente en la piel, sino en la ropa.

Para finalizar, esperamos que nuestros consejos hayan sido de ayuda para ti. No olvides ponerlos en práctica ¡Y permite que tu piel luzca radiante durante todo el año!